Matilde Sanchez “La Torcasita”

 

 

Matilde Sánchez Elías, fue mejor conocida como La Torcacita, y en realidad fue la segunda mejor intérprete femenina de música ranchera, una de las sucesoras de Lucha Reyes, que alcanzó fama en gran medida. Matilde Sánchez, nació en Tequila, un pequeño y pintoresco pueblo del Estado de Jalisco, el 13 de marzo de 1927. Sus padres fueron el señor Francisco Javier Sánchez Ocampo y la señora Paula Elías Solano. La Torcacita, fue la tercera de 7 hermanos de nombres Crispín, Faustina, (Matilde), Max, Consuelo, Francisco Xavier y Fernando, éste último también incursionó en el ambiente artístico en diferentes grupos de Rock en Español, entre ellos Los Hooligans con quienes filmó varias películas. Cuando Matilde era muy pequeña, sus padres deciden cambiar su lugar de residencia y se fueron a radicar a la ciudad de Tampico, Tamaulipas, es ahí en donde Matilde inicia su carrera artística formando un dueto con su hermana Faustina, quie tenía unos años más que ella.

Por aquellos años había un programa de concurso infantil en una estación de radio afiliada a la famosa XEW y el premio al primer lugar era un recipiente enorme de dulces y como a Matilde le encantaban un buen día cuando ella contaba con sólo 7 años, un día, en lugar de ir a la escuela, se fue a la radio a concursar ganándose el primer lugar y por consiguiente los dulces y a pesar de su corta edad descubrió que cantaba bien, pero su hermana Faustina al darse cuenta que no asistió a la escuela, la enfrentó y le dijo que la acusaría con sus papás, pero hábilmente Matilde la convenció para que en lugar de eso, fuera con ella a concursar para ganarse más dulces y así fue se fue formando un dueto mediante el cual ganaron otra vez el primer lugar y concursaron varias veces siempre ganando, pero su mamá las descubrió y se ahí se terminó el encanto, aunque las mejores cosas vendrían

Para Matilde lo más importante era cantar, por lo que regresó a la radio y se encontró con la propuesta de un programa en el que ella y Faustina tendrían un espacio para presentarse y los directivos de la radiodifusora hablaron con sus padres para que dieran su autorización, y aunque en principio no quisieron, finalmente los convencieron y así fue como nació profesionalmente el dueto de “Las Tapatías” bautizadas así por ser oriundas del Estado de Jalisco. Después de un breve tiempo de estar trabajando en Tampico, el Director de la estación les dijo que cantaban muy bien para que se quedaran ahí y les sugirió que fueran a la ciudad de México a la XEW para continuar su carrera artística a otro nivel, ofreciéndoles una carta de recomendación para el entonces propietario de la estación, el señor Emilio Azcárraga Vidaurreta.

Siempre en compañía de su mamá, Matilde y Faustina de 9 y 12 años respectivamente, se dirigieron a la ciudad de México y ya en la XEW no les fue fácil contactar al Sr. Azcárraga, pero la ilusión de Matilde por cantar en la estación de radio más importante de la época, la impulsó hasta conseguir que les hicieran una prueba en la que estuvieron presentes altos ejecutivos de la empresa. La audición fue todo un éxito, recibieron felicitaciones por su calidad de voz y por el singular y diferente estilo interpretativo de Matilde que no se parecía a ninguna de las cantantes ya consagradas del momento, encabezadas por Lucha Reyes. Como resultado de dicha audición les propusieron que formaran parte del elenco de uno de los programas, pero al señor Azcárraga no le gustó el nombre de “Las Tapatías” porque aparentemente, sonaba muy fuerte y ellas eran unas niñas y después de varias propuestas el Sr. Azcárraga las bautizó con el nombre de “Las Torcacitas”, iniciando con este nombre una corta etapa de éxitos y satisfacciones artísticas, hasta que Faustina al contar con 15 años de edad decidió casarse y abandonar la carrera.

Matilde, muy desilusionada al quedarse sola, decide regresar a Tampico y terminar para siempre con sus sueños de ser una gran cantante. La vida de Matilde siguió su curso normal, hasta que unos meses después llegó a Tampico la famosa compañía artística del señor Paco Miller y el elenco lo encabezada nada más ni nada menos que la señora Lucha Reyes, la Reina y Máxima exponente de la Canción Ranchera del momento, para presentarse en el mejor Teatro de la ciudad. Lucha Reyes era una mujer madura, de carácter fuerte e imponía a cualquiera que se le parara enfrente, sin embargo y lamentablemente su adicción al alcohol la obligaba en ocasiones a no poder presentarse ante su público que tanto la admiraba y quería. Por este motivo un día durante esta temporada en Tampico, Lucha estaba indispuesta para salir al escenario, pero mientras ella se reponía tenían que conseguir a alguna cantante de ranchero para que ocupara a su lugar, y que creen?, ahí estaba La Torcacita.

En efecto, para Paco Miller fue una situación muy grave, porque no tenía a quien recurrir para sustituir a Lucha Reyes, pero alguien de su equipo recordó que en Tampico vivía una de “Las Torcacitas”. Matilde era apenas una jovencita muy querida y conocida en la ciudad, así que no fue difícil localizarla, pero en principio, Matilde se negó a sustituir a una gran cantante, como lo era Lucha Reyes, pero Miller y su equipo la convencieron y Matilde aceptó y su ensayo con los mariachis fue muy breve, no había tiempo porque la función no tardaba en empezar.

Matilde tenía sobre de ella una carga muy fuerte, pues tenía que interpretar las mismas canciones que Lucha cantaba en su cuadro musical, pero como Lucha y Matilde tenían diferentes estilos, y Matilde casi no alcanzaba los tonos de Lucha, se le ocurre intercalar unas vueltas a la voz en momentos claves para impulsarla o simplemente para adornarla y es ahí justo donde nace el falsete en la música folklórica, creado por Matilde Sánchez “La Torcacita”…quien a postre, fue la creadora del falsete.

Para dar originalidad a su voz y crear su propio estilo interpretativo; Matilde Sánchez creó este falsete, mismo que ha hecho historia y escuela, ejemplo que han adoptado hasta la fecha, una gran cantidad de famosos, entre ellos y digno de destacarse, Miguel Aceves Mejía. La Torcacita, era una jovencita muy valiente y a pesar de sus temores causados por actuar en lugar de Lucha Reyes, venció sus temores, hizo un alto a la música de introducción y frente al público, en medio del escenario dice al público que ella no iba a sustituir a la gran Lucha Reyes porque la señora era insustituible pero que esta era su gran oportunidad para saber si debía o no continuar con su carrera artística como solista y que les pedía fueran su jurado: si servía y debía continuar con su carrera, que le aplaudieran y si no, que la abuchearan. Al terminar su actuación, el público se puso de pie para aplaudirla y con el grito tradicional de ¡¡otra, otra!!, nació una brillante estrella y esta era Matilde Sánchez “La Torcacita” conocida y reconocida en muchas partes del mundo y anunciada a partir de ese momento como la “Reina Joven de la Canción Ranchera”.