Los Tigres del Norte

 

 

Larga y muy fructífera, es la carrera de Los Tigres del Norte, grupo formado en 1968 en San José, California, Y casi desde sus inicios, ha sido uno de los grupos musicales más reconocidos de su género, el grupo esta integrado, de manera especial, por los hermanos Hernández, teniendo a Jorge como su director, acordeonista y vocalista,, Hernán con el bajo eléctrico y voz, Eduardo tiene a su cargo el segundo acordeón, segundo bajo sexto, saxofón y voz, Luis toca el bajo sexto y Oscar la batería, desde su fundación, el grupo solo ha sufrido tres cambios, Raúl Hernández, quien quiso hacer carrera como solista y Lupe Olivo quien tocaba el saxofón, así como Freddy Hernández, quien se encargaba de las percusiones, pero falleció hace algunos anos. El campo principal de los Tigres del Norte, han sido los corridos, por cierto, varios de ellos, han sido censurados, especialmente en México.

En realidad, la historia de Los Tigres del Norte se inicia en Rosa Morada, sindicatura del municipio de Mocorito, estado de Sinaloa, México, en 1968, cuando Jorge, el mayor de la familia Hernández-Angulo, convence a sus hermanos Raúl y Hernán y a su primo Óscar para formar un grupo. Por entonces Jorge sólo tenía 19 años, y sus primeros trabajos los encuentran en la cercana ciudad de Los Mochis, donde tocaban en restaurantes. Poco tiempo después deciden trasladarse a la ciudad fronteriza de Mexicali, Baja California. Un día, cuando ya Jorge contaba con 22 años, son contratados para tocar en San José, California, durante las celebraciones del 5 de mayo. Fue su primer viaje a los Estados Unidos; al cruzar la frontera, un agente de inmigración les preguntó por el nombre del grupo, el cual aún no existía; el oficial, al verlos tan jovencitos, los llamó: little tigers (“tigrillos”), pero luego les dijo que crecerían, así que los bautizó como Los Tigres del Norte.

Cuando llegaron a San José fueron escuchados por un inglés llamado Arthur Walker que, a pesar de no hablar español, les dio la oportunidad de grabar un disco. Les compró instrumentos y les proporcionó clases de música. Ese mismo año grabaron su primer disco, por lo que decidieron fijar su residencia en San José, donde se sabe que residen hasta ahora. Entre los temas principales que contenía el disco, estaban Juana La Traicionera y Por el amor a mis hijos, pero no pasó nada, tampoco pasó nada en el segundo, ni en el tercero y cuarto, y fue hasta que grabaron el quinto disco, cuando lograron el éxito anhelado, fue en 1973, cuando grabaron Contrabando y traición, luego se unió al grupo el saxofonista Guadalupe Olivo, originario de San Luis Potosí. La formación siguió así hasta 1988 cuando, por problemas de salud, Guadalupe tuvo que abandonar el grupo. El último disco en el que Olivo participó antes de dejar el grupo fue Ídolos del pueblo. Para sustituirlo, nadie mejor que alguien de la familia, así en ese mismo año era su hermano Eduardo el que se unía al grupo, después de pertenecer a un grupo de su ya fallecida esposa, Chabela y su Grupo Express, donde tocaba los teclados y fue la segunda voz.

En 1995, Raúl decide abandonar el grupo y lanzarse como solista, y como se dijo en su oportunidad, su separación no fue propiciada debido a algún desacuerdo, sino únicamente por la inquietud de hacerse valer por sí mismo y probar su suerte en solitario, y otra vez, recurren a un miembro de la familia, y es Luis, el hermano menor, quien se une al grupo en 1996. La primera grabación en la que tomaría parte fue Unidos para siempre. En ese disco Guadalupe Olivo volvió a reunirse con el grupo, pero de nuevo sus problemas de salud lo obligaron a dejarlo tras la grabación de cuatro discos. Durante sus más de 44 años de carrera, los Tigres del Norte han grabado más de 55 álbumes, con más de 700 canciones, han vendido más de 30 millones de copias, han ganado 140 discos de platino, 135 de oro y 1 de diamante. Además han participado en más de 16 películas, han sido nominados 15 veces a los premios Grammy, que ganaron en 1987 por su grabación América sin fronteras, y han participado con distintos músicos de muy variados géneros, tal como es el caso en 2002, donde colaboraron junto con Jaguares en la grabación del tema Detrás de los cerros, para su álbum El primer instinto.

Paralelo a sus actividades musicales, en mayo del 2002, el grupo creó la Fundación Los Tigres del Norte, cuyas oficinas centrales están en el campus de la Universidad de California en Los Ángeles, con el propósito de fomentar una mayor apreciación y la preservación de las tradiciones musicales folklóricas mexicanas y mexicano-norteamericanas en los Estados Unidos. Según su sitio web, la Fundación Los Tigres del Norte es una corporación de California tipo 501(c)(3) sin fines de lucro, que apoya a organizaciones para promover la apreciación y la comprensión de la música latina, su cultura y su historia a través de la educación y de los programas de alcance para la comunidad. El Centro Investigativo de Estudios Chicanos de UCLA, fue el beneficiario del primer subsidio de esta fundación, al recibir $500,000, designado para digitalizar más de 32,000 grabaciones en español contenidas en la Colección Strachwitz Frontera, uno de los almacenes más extensos de música tradicional mexicana y mexicana-estadounidense, y la cual tiene grabaciones en discos de 78 rpm de música vernácula mexicana, grabada entre 1908 y 1958, incluidos los primeros discos de corridos, boleros, rancheras y sones.

Fueron los Tigres del Norte, los que dieron paso a un nuevo género musical, denominado narcocorrido, en el que narran vivencias de miembros o líderes, la mayoría, de bandas del narcotráfico que operan en México. Destaca el narcocorrido Muerte anunciada, que dedican al legendario narcotraficante colombiano Pablo Escobar, y Jefe de jefes, en el que glorifican el poder y la influencia de Miguel Ángel Félix Gallardo. Debido a este tipo de corrido, la disquera de Los Tigres del Norte, anunció en octubre de 2009, que la participación del grupo en la entrega de premios ‘Las Lunas del Auditorio Nacional 2009’ sería cancelada, debido a que los realizadores del evento les pidieron que no cantaran el tema La granja, como estaba previsto, y que lo sustituyeran por otra canción. La disquera calificó como una “falta de seriedad” de parte de los directivos del Auditorio Nacional la falta a lo acordado con respecto a la participación del grupo en el evento, asimismo, varias estaciones de radio también denunciaron haber recibido un memorándum de parte de la Secretaría de Gobernación que les prohibía reproducir el sencillo en sus emisiones, además de constantes amenazas, pero aun así la canción se transmitió y fue un nuevo éxito para el grupo.

Los Tigres del Norte, han alcanzado fama en México, así como en muchas regiones del sur de los Estados Unidos, en 1993 lograron un récord de asistencia cuando lograron congregar a más de 200,000 personas en un concierto realizado en la Arena Deportiva de Los Ángeles, y tanto por su muchos éxitos, como por su labor social han sido merecedores a diversos premios. Incluyendo un reconocimiento en Chicago, cuando una parte dd la Calle 26, en La Villita, fue bautizada como Los Tigres del Norte. Y si realmente nos tomaría mucho tiempo enumerar sus docenas de disco, pero aquí anotaremos, ente otros: Contrabando y traición, La Banda del Carro Rojo, Vivan Los Mojados, El tahur, Plaza Garibaldi, …un día a la vez, La tumba del mojado, Jaula de Oro, El otro México, Gracias América…, Sin Fronteras, Corridos prohibidos, La garra de Los Tigres Del Norte, El ejemplo, Pacto de sangre, y entre los más recientes: 20 Corridos prohibidos, La granja, Jefes de jefes y Herencia de familia, Los Tigres del Norte, también so estrellas de Sábados Rancheros.