Francisco “El Charro” Avitia

 

No encontramos muchos datos sobre la vida artística de Francisco Avitia, “El Charro” Avitia, el bien llamado “Rey del Corrido”, pero podemos anotar que Francisco Avitia Tapia, nació en Pilar de los Conchos, lo que hoy es Valle de Zaragoza, Chihuahua, el 13 de mayo de 1915. Sus padres fueron Pedro Avitia y Francisca Efrén. A la edad de seis años se trasladó con su familia a vivir a Ciudad Juárez. Durante su adolescencia cantó en bares y centros nocturnos, y ya por 1930, había adquirido cierta popularidad, de esta manera fundó el Sindicato de Cancioneros de Chihuahua.

Cuatro anos después, en 1934, se dio a conocer a través de las emisiones de la radio local en Ciudad Juárez y posteriormente viajó a la Ciudad de México, donde conoció a José Pierson, un destacado maestro de canto de esa época, y asistió a su academia. Y en su participaciones en la XEW, el locutor Pedro de Lille, prácticamente lo bautizó al llamarle El Charro, un seudónimo que se le quedó para toda su vida y con el cual fue ampliamente conocido, su nombre de Francisco, poco se mencionaba en ese tiempo, solo le decían El Charro Avitia….el Rey del Corrido.

El CharroAvitia, con la ayuda de Pedro de Lile, comenzó a despuntar en su carrera como cantante, llegando a alternar con Pedro Infante y Jorge Negrete. En 1948, le ayudó en su campana presidencial y apoyó la candidatura de Miguel Alemán Valdés, quien en agradecimiento lo recomendó a Emilio Azcárraga Vidaurreta, y bajo la dirección de Joaquín Pardavé y compartiendo créditos con el mismo Pardavé, Luis Aguilar y Flor Silvestre debutó en la película Primero soy mexicano en 1950.

En 1953, El Charro Avitia contrajo matrimonio con María Teresa Sáez, aunque poco se sabe sobre su vida privada, lo que si anotamos es que grabó alrededor de treinta discos, dejando muchos éxitos, de los que resaltamos varios corridos, como “Máquina 501”, “Veinte años”, “El muchacho alegre”, “Corrido de Santa Amalia”, “El bandolero”, “Los gavilanes”, “El dorado de Villa”, “Por una mujer casada”, “Bala perdida”, “El general”, Otras más como Siete leguas, La Martina, Bala perdida, Corrido de Chihuahua, El Caballo blanco, La mula bronca, La flecha y el Águila negra, en otras muchas.

El Charro Avitia, también participó en más de veinte películas, entre las que recordamos: Primero soy mexicano, con Joaquín Pardavé, Luis Aguilar y Flor Silvestre, en 1950. El tigre enmascarado, con Luis Aguilar, Flor Silvestre y Aurora Segura, en 1951. El lunar de la familia, con Luis Aguilar, Antonio Badú y Sara García, en 1953. La venganza del diablo, con Fernando Casanova y Guillermina Téllez Girón, en 1955. Otras fueron, Sed de amor, con Pedro Armendáriz, Ana Luisa Peluffo y Víctor Junco, en 1959 y El zurdo, con Rodolfo de Anda, Irma Serrano y Andrés Soler, en 1965. Durante más de cincuenta años de trayectoria artística, también se presentó en varios programas de television.

Podemos anotar que El Charro Avitia, tuvo una vida artística muy tranquila, poco se sabe de sus amoríos o líos de faldas, y si de los premios muy especiales que recibió durante su carrera artística, como la Medalla “Virginia Fábregas por la Asociación Nacional de Actores (ANDA) en reconocimiento a sus veinticinco años de trayectoria artística. Premio Holywood, en la ciudad de Los Ángeles en California. Medalla “Eduardo Arozamena” por la Asociación Nacional de Actores en reconocimiento a sus cincuenta años de trayectoria artística. Francisco Avitia Tapia, quien naciera en Pilar de los Conchos, lo que hoy es Valle de Zaragoza, Chihuahua, el 13 de mayo 1915, falleció en la Ciudad de México, el 30 de junio de 1995, en el hospital Dalinde, a consecuencia de un paro cardíaco, Pancho El Charro Avitia, el Rey del Corrido, otra de las estrellas de Sábados Rancheros.