Ernesto Cortazar

 

Otro de los grandes compositores de nuestra música mexicana fue Ernesto Cortázar Hernández, quien nació en Tampico, Tamaulipas, el 10 de diciembre de 1897. En 1926 fundó el grupo Los Trovadores Tamaulipecos, un quinteto integrado por Lorenzo Barcelata, Alberto Caballero, Antonio García Planes, Andrés Cortés Castillo y el propio Ernesto, con el que apareció por primera vez en el cine, en la película Mano a Mano en 1932. A partir de ese año, Ernesto Cortázar tuvo una participación muy activa en la cinematografía mexicana, desarrollando las facetas de actor, músico, compositor, guionista, argumentista, productor y director.

Junto con el músico y compositor Juan S. Garrido escribió la música de fondo y las canciones de las películas El tesoro de Pancho Villa y La familia Dressel, ambas en 1935. Como escritor de cine Ernesto Cortázar creó historias para producciones que abordaron géneros de arraigo popular, como la comedia ranchera, melodramas y cine de rumberas, en las que lucieron artistas como Carmen Guerrero, Carlos López Chaflán, Pedro Armendáriz —en sus primeras apariciones—, Joaquín Pardavé, Mapy Cortés, Jorge Negrete, Meche Barba, y para la película donde debutó Germán Valdés Tin Tan, Hotel de verano.

En 1938, Cortázar y el también músico y compositor, Lorenzo Barcelata, crearon la compañía productora de cine, Producciones Barcelata-Cortázar, con la que realizaron películas como La reina del río, dirigida por René Cardona (1938). En 1942 realizó Noche de ronda, su primera película como director. Después tuvo la oportunidad de dirigir otras 17 películas hasta 1953. Ya sea como argumentista, guionista o director, las películas más sobresalientes de Ernesto Cortázar, fueron: Jalisco nunca pierde (1937), Seda, sangre y sol (1941), Juan charrasqueado (1947), Amor con amor se paga (1948), En cada puerto un amor (1948), Mancornadora (948 ), Si Adelita se fuera con otro (1948), Callejera (1949), Cuando tú me quieras (1950), Los tres alegres compadres (1951) y Los hijos de María Morales (1952), por citar algunas.

Otro aspecto de su carrera en el que tuvo gran éxito fue como letrista de muchas de las canciones mexicanas más famosas de la Época de Oro de la Cinematografía Nacional, haciendo mancuerna con el maestro Manuel Esperón, quien se encargaba de la composición musical. La dupla Esperón-Cortázar creó, entre otras muchas canciones, Ay Jalisco no te rajes, El apagón, No volveré, Esos Altos de Jalisco, Cocula, Noche plateada, Serenata tapatía, Yo soy mexicano, Amor con amor se paga, Tequila con limón, Hasta que perdió Jalisco, Carta de amor, El ahijado de la muerte, Traigo un amor, Así se quiere en Jalisco, Cuando quiere un mexicano, La canción de los vaqueros, El charro mexicano, y otras muchas

Asimismo, Ernesto Cortázar, realizó las letras de numerosas canciones en coautoría con otros compositores renombrados de la época, como Lorenzo Barcelata, Pedro Galindo, Rafael de Paz, Miguel Prado, Luis Arcaraz, Chucho Monge, Abel Domínguez y otros. Lamentablemente, Ernesto Cortázar murió en un accidente automovilístico cerca de Lagos de Moreno, Jalisco, el 30 de noviembre de 1953. En ese tiempo ocupaba el puesto de presidente de la Sociedad de Autores y Compositores de México, de la que también fue fundador. Ernesto Cortázar Hernández, uno de los grandes compositores del folklore mexicano, es otra estrella de, Sábados Rancheros…